El tomate es una fruta ? todo tipo de fruta tiene semillas. Por lo tanto, botánicamente hablando, el tomate es también una clase de fruta, a pesar de que la gente no lo sabe y no está incluida normalmente como postre o jugos naturales. Cada año se producen en el mundo, alrededor de 170 millones de toneladas de tomates, superando la banana.

El tomate es una fruta

Su origen proviene por primera vez de las Américas, llevado después en Europa por los españoles. Los aztecas cultivaban tomates, los llamaban tomatl. Por eso su origen después se modificó a tomate.

El desconcierto de esta fruta, viene del siglo XIX. Esta confusión llegó a una famosa controversia, en la Corte Suprema de Estados Unidos. Se promulgó en el año 1887, una ley que establecía impuestos a las hortalizas importadas, pero no a las frutas.

Así fue como las compañías que importaban los tomates, discutieron que no tenían suficientes impuestos ya que el tomate es una fruta. Para dar firmeza al asunto, nombraron expertos biólogos y diccionarios, que demostraron que el tomate efectivamente es el producto del ovario de una flor, esto significa que si es una fruta.

El tomate es una fruta o verdura

Además el gobierno así fundamentó, que al usar el tomate en ensaladas o como parte de las comidas y no como postre por su sabor más agrio, era considerada más una hortaliza. Esta noticia sigue siendo un tema muy confundido hasta el día de hoy.

Propiedades

El tomate cocinado o crudo, en salsa, jugo o pasta, es muy popular en toda la faz de la tierra. Contiene altos porcentajes de vitamina C, potasio, ácido fólico y vitamina K. También es rica en antioxidantes, llamado licopeno, asociado a muchos beneficios para la salud. Disminuye riesgos de padecer enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer. Es bueno para la piel, porque protege contra las quemaduras solares.

Experimento

En un programa televisivo “Los secretos de tu comida”, hicieron un experimento al extraer el sabor umami puro de los tomates, simplemente cortándolo y centrifugándolo.

Se procede a filtrar los grumos y hervir, lo que quedaba a fuego lento para concentrar el sabor.

El resultado es un líquido claro que ya no olía a tomate. Su sabor es más terroso y carnoso. Al probar el líquido, se siente una sustancia llamada glutamato. Este es un antiminoácido, que se encuentra en las proteínas. La proteína a su vez en importante, para la construcción y el buen funcionamiento de las células del cuerpo humano.

tomate dibujo

El cuerpo humano, envía señales extraordinarias. Envía receptores cada vez que comemos un alimento que contiene glutamato, porque las moléculas de los alimentos desencadenas este en la lengua. A su vez el cerebro, lo registra como un gusto “umami”.

Por eso, cada vez que muerdes e ingieres un tomate, o saboreas la salsa de tomate, lo que las papilas gustativas y tu cerebro hacen, es reaccionar a que comas ese alimento. Porque está rico en glutamato. Por lo tanto, ayuda a hacerte sano y fuerte.

Otros beneficios que posee el tomate

  • Protege la salud del cuerpo, los dientes, el pelo, los huesos ya la piel.

  • El jugo de tomate, ayuda a curar las quemaduras.

  • El consumo diario de tomate reduce el riesgo de sufrir hipertensión

  • Contiene, vitamina A que ayuda a mejorar la visión

  • Ayuda a la salud intestinal
  • Combate infecciones del tracto urinario
  • Mejora la salud del sistema nervioso

Cocinado

  • Sopa de tomate
  • Sofritos de verdura
  • Es el ingrediente esencial para las salsas de tomate.

Ahora que sabes los beneficios que tiene el tomate, tanto crudo como cocinado, aporta para tu vida muchos ingredientes principales para la comida diaria.

Curiosidad que no sabías del tomate

Comer tomates ayuda a bajar de peso

Según expertos, esta dieta te ayudará a eliminar hasta 2 kg en tres días, mientras desintoxicas el cuerpo. Es muy recomendado para los que fuman, los que beben mucho café, los que sufren de celulitis y los que quieren adelgazar. Logra eliminar toxinas del cuerpo y evitar enfermedades. Para esto debes acompañar la dieta, tomando 2 litro de agua al día, caminar por una hora y hacer ejercicios aeróbicos.

A penas te despiertes, toma un buen zumo de tomates frescos (puedes agregarle una hoja de menta), el desayuno, come dos tomates hervidos con romero. Para el almuerzo, ensalada de tomates, agrégale a tu gusto pimentones, brotes de soja, con aceite de oliva y un poco de limón. En la merienda zumo de tomate fresco. Para la cena, igual una ensalada de tomate como al medio día, y antes de dormir, otro zumo.

 

Entradas que te pueden Interesar

Comparte en Tus Redes Sociales 🙂 Gracias !Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr
Share on LinkedIn
Linkedin