Pulsaciones bajas porque

Generalmente podemos tener pulsaciones bajas porque nuestra frecuencia cardíaca no está funcionando correctamente, a esto también se le conoce como bradicardia, aunque muchas veces pensamos que esto es un síntoma de alguna enfermedad, a veces también puede indicar que poseemos un corazón sano.

Si quieres saber más sobre las pulsaciones bajas porque te interesa conocer todo acerca de tu salud, no dejes de leer nuestro post.

Pulsaciones bajas

Cuáles son las pulsaciones bajas

Las pulsaciones bajas son aquellas que están por debajo de 60 pulsaciones por minuto, una frecuencia de pulsaciones normales, se encuentra entre 60 y 100 por minuto. Cuando se presenta esta situación, el corazón bombea la sangre a los órganos con mayor lentitud y por ende el oxígeno que estos reciben no es el necesario para realizar actividades comunes.

En el caso de los deportistas, sus latidos son también más bajos que la media, estos presentan pulsaciones bajas porque gracias al entrenamiento y las condiciones que poseen debido al ejercicio su corazón está correctamente preparado para funcionar de forma ideal con bajas pulsaciones aportando los niveles de sangre y oxígeno que su cuerpo necesita.

Pulsaciones bajas porque

Causas de la baja frecuencia cardíaca

Muchas veces las personas que tienen sobrepeso presentan pulsaciones bajas porque su corazón no funciona correctamente debido a la grasa que existe en el cuerpo. Algunas de las razones más frecuentes por las que se pueden presentar bajas pulsaciones son:

  • Herencia de problemas cardiacos.
  • Uso de algunos medicamentos o drogas.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Envejecimiento natural en las personas.

Es importante entender que, aunque las pulsaciones bajas pueden afectar a cualquier persona y a cualquier edad, esto es algo mucho más normal en las personas mayores ya que el rendimiento del corazón comienza a disminuir.

Síntomas de la bradicardia

Muchas veces las pulsaciones bajas o bradicardia pueden pasar desapercibidas, generalmente solo sabemos de ellas después de las pruebas diagnósticas realizadas, sin embargo, algunas veces nuestro cuerpo nos advierte de la presencia de la misma con algunos de estos síntomas:

  • Dolor en el tórax.
  • Falta de aire.
  • Mareo.
  • Cansancio, fatiga y debilidad.
  • Palpitaciones.
  • Pérdidas de conocimiento, síncopes.

Con un tensiómetro podemos medir fácilmente las pulsaciones, debemos consultar a nuestro médico al presentar pulsaciones bajas porque de esta manera él podrá diagnosticar y prevenir cualquier enfermedad de manera temprana.

Pulsaciones bajas porque ocurre

Como medir las pulsaciones

Si no contamos en casa con un equipo especial para medir las pulsaciones, podemos medirlas de forma sencilla manualmente, generalmente las pulsaciones se toman en la muñeca o en la arteria radial, sin embargo, también podemos medirlas en la carótida, en la parte trasera de las rodillas y en la sien.

La forma correcta para medirlas es colocar los dedos índice y medio sobre la parte posterior de las rodillas, muñeca o en el lugar dónde la desees medir, y hacer una presión leve hasta que podamos sentir el pulso o palpitaciones de la zona.

Cuando hayamos localizado las pulsaciones, debemos comenzar a contar las mismas durante un minuto. Otra forma en la que podemos medir nuestro pulso, es contar los latidos del corazón durante 30 segundos y luego multiplicar por 2 la cifra obtenida.

Lo más adecuado es medir la frecuencia cardiaca después de un reposo de al menos 10 minutos, no beber nada que contenga cafeína o ningún tipo de bebidas alcohólicas por lo menos 12 horas antes de comenzar a medir las pulsaciones.

Como diagnosticar la bradicardia

Sólo un médico puede diagnosticar pulsaciones bajas porque nos hace los exámenes necesarios y así nos puede decir con exactitud la gravedad del problema, muchas veces las bradicardias no necesitan tratamiento, pero esto dependerá del caso que se presente. Algunos de los exámenes necesarios para diagnosticar la bradicardia son los siguientes:

  • Electrocardiograma o ECG.
  • Monitor Holter o ECG de 24 a 72 horas.
  • Prueba de esfuerzo.
  • Estudio electro-fisiológico o EEF.

La cantidad de pulsaciones que presente cada persona pueden ser normales o anormales según la edad ya que estas varían según este factor, por ello siempre es importante consultar a un médico especializado antes de precipitarnos a cualquier diagnóstico.

Lo mejor es no alarmarnos si se nos diagnostican pulsaciones bajas porque esto nos podría traer más complicaciones, lo más recomendable es comenzar a tener hábitos de vida más saludables y practicar ejercicios suaves para fortalecer nuestro corazón. ¡Cuida de tu salud!

Entradas que te pueden Interesar

Comparte en Tus Redes Sociales 🙂 Gracias !Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn